La semana pasada, Blaine Gibson, Juez del Tribunal Superior de Yakima, dio la aprobación final a un acuerdo de demanda colectiva de más de un millón de dólares por reclamaciones de pago de horas extras retroactivas para un grupo de ordeñadores DeRutyer Brothers Dairy, Inc.

Las partes llegaron a un acuerdo tras la decisión del Tribunal Supremo de Washington de declarar inconstitucional la exclusión de los trabajadores de la industria lechera del pago de las horas extras porque violaba “un derecho fundamental de los trabajadores de Washington a la protección de la salud y la seguridad” según la constitución estatal.

La demanda fue presentada por dos ordeñadores, José Martínez-Cuevas y Patricia Aguilar, contra DeRuyter Brothers Dairy, Inc., que poseía y gestionaba una gran producción lechera en Outlook, Washington, con un rebaño de más de 5,000 vacas de ordeño. Lori Isley, Andrea Schmitt, y Joe Morrison de Servicios Legales Columbia (CLS por sus siglas en inglés) y Marc Cote y Anne Silver del bufete Frank Freed Subit & Thomas LLP de Seattle representan a los trabajadores.

Los trabajadores alegaron que trabajaban de nueve a doce horas diarias, seis días por semana, sin el beneficio del pago de horas extras, basándose en la exclusión inconstitucional de los trabajadores agrícolas de la protección de las horas extras. Las partes llegaron a un acuerdo después de la presentación de informes al Tribunal Superior sobre la cuestión relativa a la aplicación retroactiva de la decisión del Tribunal Supremo de Washington. Según los términos del acuerdo, 264 miembros de la clase que trabajaron en DeRutyer Brothers Dairy, Inc. recibirán el 100% de su pago de horas extras e intereses adicionales.

“Fue un largo camino, pero a través de esta demanda pudimos establecer el derecho al pago de horas extras para todos los trabajadores de las lecherías del Estado de Washington que trabajaron muchas horas sin compensación por horas extras y pusieron en riesgo su salud y seguridad,” dijo José Martínez, el representante del grupo. “Estoy contento con los resultados y orgulloso de haber participado en este caso. También quiero dar las gracias a nuestros abogados, a Familias Unidas por La Justicia, y a la UFW por su apoyo en este caso”, dijo.

“Este es el resultado correcto para nuestros clientes. La decisión del Tribunal Supremo de Washington también allanó el camino para la protección de las horas extras para todos los trabajadores agrícolas en el estado”, dijo Andrea Schmitt, una abogada con Servicios Legales Columbia.

“El objetivo de las leyes sobre las horas extras es proteger a los trabajadores de las largas jornadas que son perjudiciales para su salud,” dijo Marc Cote del bufete Frank Freed Subit & Thomas LLP. “Durante décadas, los trabajadores de otras industrias tuvieron la protección de estas leyes, mientras que los trabajadores agrícolas fueron excluidos de estas importantes protecciones. La decisión del Tribunal Supremo de Washington comienza a abordar este ejemplo prolongado de racismo sistémico que se basó en la exclusión de los trabajadores agrícolas de las normas laborales justas en la época del New Deal,” dijo Marc Cote. El Sr. Cote añadió que, “apreciamos la voluntad por parte de DeRuyters en dar un paso adelante y compensar a los trabajadores con este acuerdo.”

Al menos otros cuatro estados (CA, MN, NY, MD) ofrecen protección a los trabajadores agrícolas en cuanto a las horas extras.

Contactos

Marc Cote, Abogado Frank Freed Subit & Thomas LLP Attorney
206-499-7738, mcote@frankfreed.com

Andrea Schmitt, Abogado Servicios Legales Columbia
360-943-6260 Ext 203, andrea.schmitt@columbialegal.org

Charlie McAteer, Comunicaciones Servicios Legales Columbia
917-696-1321, charlie.mcateer@columbialegal.org